Compartir
> José Raúl Santana/Buzzer Beater

Fueron muchos los que no daban al Colegio San Antonio de Guayama llegando al Sweet 16 del Torneo McDonald’s/El Nuevo Día.

No es para menos pues les tocó en una llave donde equipos como Valvanera de Coamo, Saint Patrick de Guayama y Cristo Rey de Ponce habían tenido una mejor temporada que ellos.

Sin embargo a la hora de la verdad fueron los que salieron por la puerta ancha.

“Nos subestimaron porque en el año no pudimos dar un palo y no los culpo porque las cosas se ganan”, expresó el técnico Luis Velázquez Torres.

“Gracias a una conversación con Nesty Roque entendí lo importante que era mantener el control de los jugadores. Para mí era difícil porque llevo cuatro años con este grupo y algunos no creían ni entendían que tenían mucho potencial para lograr grandes cosas”, añadió.

“Tan pronto salieron los brackets, les enseñe q nunca nos mencionaron y el porque. Y les dije ‘tengo un plan de trabajo para toda la semana, si quieren demostrar que pueden estar entre los mejores vamos a ejecutar de la manera correcta juego a juego’. Estuvieron de acuerdo sabiendo que era su última oportunidad. Siempre respetamos al oponente pero al entrar a esa cancha solo queríamos demostrar que teníamos. Dios recompensó el sacrificio.  Y le damos gloria y honra”, continúo.

También les dijo a sus pupilos que tenían que unirse, evitar peleas y jugar con pasión y deseo para poder lograr la meta. “Les dije que tenían estar enfocados, sin pelear y haciéndome caso a mi en cada momento. Y los que no jugaban mucho tenían que motivar a sus compañeros”, sentenció.

De acuerdo con Velázquez es la primera vez que el Colegio San Antonio de Guayama adelanta al Sweet 16 del torneo nacional.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here