Compartir

Indignados y sorprendidos. Así se encuentran gran parte de los jugadores de los Tarzanes del Colegio de Mayagüez tras conocer el despido del dirigente Xavier Aponte.

Transcendió que en señal de protesta los jugadores amenazarán con no jugar en los juegos de noviembre de la NCAA ni tampoco en la temporada del baloncesto universitario de 2018.

Se supo que la rectora interina del RUM tomó la determinación de sacar a Aponte para poner presuntamente en ese puesto a una persona de confianza.

El puesto será ocupado por Alfredo Vélez, quien dirigió a los Tarzanes del 2012 al 2015.

Aponte fue anunciado como nuevo dirigente a finales de mayo. Dejó a UPR de Aguadilla por dirigir al RUM.

“La realidad la noticia para todo el equipo fue un desastre, nadie esperaba la noticia. Venimos de tres dirigentes diferente en cuatro años. Ahí se ven la diferencia entre equipos sólidos con IUPI, UPRB, Turabo entre otros que mantienen sus programas”, comentó un jugador en anonimato.

 

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here