Compartir
(José Raúl Santana/Buzzer Beater)

Aguas Buenas. Una vez más las oraciones surgieron efecto y el canastero José Antonio Pérez está superando otra gran prueba fuera de una cancha de baloncesto.

Debido a efectos secundarios para atender la influenza que le atacó, José Antonio, estudiante de cuarto año y quien pertenece a la Escuela Florencia García de Las Piedras, tuvo que ser hospitalizado de emergencia. Su caso llegó a los oídos de los participantes del torneo Top Ranked Buzzer Beater Tournament y de inmediato, las rivalidades del tabloncillo quedaron en un segundo plano.

En horas de la noche del jueves, se confirmó la mejoría de José Antonio, quien aún permanece recluido. Su familia directa agradeció todo el apoyo y buena vibra para el joven estudiante-atleta.

Durante la acción matutina en la ronda de octavos de final en senior masculino, el dirigente Orlando “Landy” Pantojas, del Colegio Adianez, reunió a sus jugadores y al equipo contrario del Colegio Cristo Rey para rezar por José Antonio.

“Me enteré en la tarde ayer (miércoles). Tremendo atleta. Me llegaron mensajes para solicitar  la oración. Todos unos unimos, fuimos al centro de la cancha, clamamos a Dios por su salud. Tenemos fe que Dios escuchó nuestra oración”, dijo Pantojas.

Esta no es la primera vez que José Antonio tiene que luchar ante una enfermedad. A sus ocho años fue diagnosticado con la condición Guillain-Barré.

Las probabilidades de sobrevivir no eran muchas, pero luego de tres años de entrega, José Antonio se recuperó y volvió a practicar baloncesto y atletismo.

“Cada vez que me levanto le doy gracias a Dios porque es otro día que puedo caminar”, indicó José Antonio en entrevista con Buzzer Beater el pasado mes de diciembre.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here