Compartir
(Bryan Eloy García/Buzzer Beater)

Pride Santiago tomó un nuevo rumbo luego de que el huracán María destrozara Puerto Rico.

Santiago empacó sus maletas y se fue a estudiar y jugar para SchoolHouse Preparatory en Miami en busca de una beca universitaria.

Y lo logró al ser reclutado por Florida National University (FNU) para jugar en la primera división de NAIA.

“Escogí FNU porque fue la mejor oferta que tuve en la mesa. Recibí la oferta dos días antes de graduarme y fue una beca completa. El año pasado llegaron al Final Four de su división. Creo que me ayudará mucho en cuestión de que estaré cerca de mi familia”, expresó Santiago.

“Yo espero mucho de esta oportunidad, tengo que trabajar duro para poder mantenerme y no fallar en los estudios. Una oportunidad única que no se repite dos veces, tengo que aprovecharla y dar el máximo de mi en la cancha como también en el salón de clase”, agregó.

Santiago dijo que logró una de las metas que se propuso desde pequeño.

“Buscaba una buena universidad que me diera tiempo de juego y que gracias al baloncesto pude conseguir una beca que me pagara mis estudios”, destacó.

El boricua tuvo promedio de 18.3 puntos con 7.3 asistencias por encuentro durante su último año en SchoolHouse Preparatory en Miami.

“Fue una experiencia muy bonita, el cual tuve el placer de vivir, jugar y entrenar con varios jugadores de otros países. Para mí fue difícil dejar a mi familia por lo que había pasado con el huracán, pero eso no me dejó las ganas de seguir trabajando por mis metas. Un año en el que tuve que trabajar el doble y me ayudó a ser mejor baloncelista y mejor persona”, manifestó.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here