Compartir
(FIBA)

André Curbelo siempre tendrá en su memoria la fecha del 8 de julio de 2018.

Fue ese día que consiguió uno de sus mejores logros en su carrera deportiva al ganar con la selección nacional la medalla de bronce en el Campeonato Mundial Sub-17.

“Significa mucho. De verdad que representa mucho orgullo porque es mi primera medalla en un mundial y esto siempre estará presente en mi mente”, expresó el armador boricua.

Puerto Rico se agenció del tercer lugar del certamen mundial al vencer 90-77 a la representación de Canadá.

Fue la segunda presea para Puerto Rico en un mundial de baloncesto. La primera fue de plata en el 1997 en Mundial Sub-22.

“Súper emocionado, fue algo que queríamos, no pudimos conseguir la de oro pero obtuvimos un bronce que significa mucho para nosotros. Me siento súper contento y agradecido”, destacó.

Curbelo fue incluido en el Quinteto Ideal del Mundial como el mejor armador del torneo. Promedió 13.6 con 5.6 asistencias y 5.3 rebotes.

El combinado nacional finalizó el torneo con marca de 5-2 consiguiendo triunfos sobre Turquía, República Dominicana, China, Montenegro y Canadá. Perdieron contra Australia y Francia.

Curbelo, que ya tiene ofertas de la Universidad de Illinois y Florida, dijo que la clave del éxito fue la confianza que tenía el equipo.

“Eso fue lo que nosotros estábamos pensando desde que llegamos al aeropuerto para venir a Argentina. Había que creérselo si no lo hacíamos no ganábamos ni un juego”, sentenció.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here