Compartir

El colocador de la selección nacional, Edgardo Goas, así como también varios exjugadores profesionales y dirigentes no se quisieron perder el miércoles la consecución del título de su alma máter, Marista de Guaynabo, en la final del Buzzer Beater.

A Goas se le unieron Ángel Ajá, los hermanos José y Eduardo Quiñones, Luis “Wicho” Aponte y Jimmy Sepúlveda, entre otros.

“Nunca había podido venir a una final porque siempre estaba jugando en Europa. Es la primera vez que vengo”, manifestó Goas, quien se graduó en 2007 de Marista.

“La comunidad de Marista es bien unida. Siempre nos mantenemos en contacto. Todos estamos pendientes a lo que hace el colegio y especialmente el dirigente Juan “Grillo” Avilés”, añadió.

De hecho, de la mano de Avilés -que anunció su retiro- Goas ganó el campeonato nacional con Marista cuando cursaba en décimo grado.

“Es una leyenda”, aseguró. “Si te pones a pensar en todos los jugadores que han pasado por sus manos, es significativo. Mucha gente se gradúa y su mayor referencia siempre será ‘Grillo’”, sentenció.

Goas, que jugó recientemente en Polonia, militó la pasada temporada con los Mets de Guaynabo en el Voleibol Superior Masculino (LVSM).

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here