Compartir
(Bryan Eloy García/Buzzer Beater)

Kiara Ramos fue uno de los talentos que más se destacó en el pasado fin de semana en el torneo de la Fundación de Baloncesto Femenino que se celebró en Guayama. 

La armadora llevó a la Escuela Francisco Mendoza de Isabela al campeonato de la división de públicas teniendo sendas actuaciones en cada uno de los cinco encuentros que participó. 

Y su destacada actuación en parte se debe a la confianza que le da su dirigente y padre Pedro Ramos cuando salta a la cancha a jugar. 

“Me siento afortunada de que mi papá me dirija”, expresó Ramos luego de vencer a la Escuela Padre Anibal de Hatillo en el juego final de dicha categoría. 

“Creo que a toda jugadora le encantaría que su padre la dirigiera”, agregó. 

Pedro también está encantado de poder compartir en juego con su hija. 

“Me siento bien encantado. He podido dirigir las tres hijas mías. Kiara es la pequeña. Y una vez termine en la escuela seguir con ella en la Interamericana donde allí soy asistente”, destacó. 

Kiara Ramos se siente afortunada de jugar para su padre 

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here