Compartir

Omar Alvarado puso fin a una exitosa carrera como jugador del baloncesto en 2017. 

Una lesión en el tendón de Aquiles  lo obligó a colgar las zapatillas luego de 17 años en el Baloncesto Superior Nacional. 

Alvarado continúa ligado al baloncesto, pero desde otra faceta: la de entrenador. 

Y su enfoque es desarrollar el talento de su pueblo natal, Cayey. 

“Estoy más enfocado en desarrollar las categorías menores en Cayey. Ayudar a estos muchachos que están entre las edades de 14 a 19 años. Tuve la oportunidad de cochear Sub 20. Tuvimos tremendo torneo y ahora estamos haciendo un buen papel en este torneo de Juvenil”, expresó Alvarado, quien está dirigiendo al club Adecay de Cayey. 

Alvarado ganó tres campeonatos en el BSN -dos con Arecibo y uno con Caguas. Promedió 7.0 puntos en 17 campañas. 

En sus planes como entrenador no figura el profesionalismo por el momento. Sí desea una oportunidad para dirigir en el baloncesto escolar. 

“Ahí es donde te puedes nutrir de talento, puedes trabajarlo a diario. Yo creo que esa es la clave”, expresó 

Adecay sufrió el pasado domingo su primera derrota de la temporada ante los Leones de Ponce. 

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here