Compartir

El Colegio Marista de Guaynabo defenderá su cetro nacional del voleibol escolar con un nuevo capitán al mando. 

Tras el retiro de Juan “Grillo” Avilés, Piro Ruvira asumió las riendas del conjunto masculino para esta temporada donde buscarán el back to back del Buzzer Beater. 

Mientras que Abdel Otero estará a cargo del equipo femenino. 

“No lo teníamos contemplado, pero mis compañeros me pidieron que fuera yo. Entonces comencé a evaluar candidatos para las féminas y nombramos a Abdel Otero que es un experimentado entrenador”, expresó Ruvira. 

Otero dirigió por los últimos tres años al Colegio Adianez. 

“Lo conozco de mucho tiempo, jugó para mí en la universidad”, destacó Ruvira, quien reconoce que revalidar no será tarea fácil. 

“Tenemos un buen grupo, para salir a competir. Vamos trabajando poco a poco. Hay muchos grupos en busca de ese campeonato, es deber de nosotros salir a defenderlo. Hay varios jugadores del campeonato y saben la responsabilidad que tienen en sus hombros”, sostuvo. 

Compartir
Artículo anteriorAgradecido Cleveland Smith con su padre de crianza Mike Rosario
Bryan Eloy García
Periodista deportivo graduado de la Universidad del Sagrado Corazón y escritor de la sección Cancha Escolar en periódico EL VOCERO y revista Zona Sports.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here