Inicio Editor's picks Efecto Curry… ¿Perjudicial o Favorable?

Efecto Curry… ¿Perjudicial o Favorable?

Desde que Steph comenzó a jugar, nuestros niños y jóvenes han tratado de emular sus ejecutorias

59
0
Compartir

Raúl Sosa/Especial para Buzzer Beater 

No hay duda alguna de que el baloncesto ha evolucionado con el pasar del tiempo. El juego se ha vuelto más rápido, más explosivo y más dinámico. Con la evolución y fenómenos deportivos, vienen todas las cosas positivas, pero con ellas, también llegan las que no son tan positivas.

El atleta Wardell Stephen Curry ha llegado ha cambiar el juego de la NBA por completo, por consiguiente, el mundial también.

Curry promedia la friolera de 30.1 puntos por partido, 90% de la línea del tiro libre y un ridículo 46% de la línea de tres puntos. No tan solo eso, sino sus ejecutorias de ‘pick and roll’ son a casi 30 pies del canasto en donde éste anota sin ningún esfuerzo visible.

Sin duda alguna es uno de los mejores tiradores de la historia del juego; y si no es el más, es uno de los jugadores más excitantes de ver jugar en esta temporada. Sus piruetas y canastos de largo alcance han cargado a Golden State a tener el mejor récord de la NBA y posiblemente el mejor récord en la historia de la NBA.

Ahora veamos el otro lado de la moneda… Desde que Steph comenzó a jugar, nuestros niños y jóvenes han tratado de emular sus ejecutorias.

Algunos resultados visibles y palpables a este experimento lo vemos en que: (1) Los jugadores llegan a la cancha y el primer lance que toman es de la línea de tres puntos (ya ese problema lo teníamos, pero ahora está “justificado”), porque Curry lo hace. (2) Nuestra cultura del juego ahora se basa en administrarse en las posesiones defensivas para poder terminar en el lado ofensivo; ya sea con una pirueta, o con un tiro largo, tres pies antes de la línea de tres puntos… (3) Los jugadores dan cuatro dribleos en el mismo lugar esperando una cortina o tratando de crear espacio con un dribleo estático sin propósito, solo porque Curry u otros jugadores de NBA lo hacen… Entre otros…

Todos quieren imitar al gran Curry por sus ejecutorias y me parece extraordinario el tener un héroe y un ejemplo a seguir. Tener sueños que cumplir es lo que nos hace salirnos de nuestra zona cómoda y aspirar a más.

Por otra parte, y como siempre he dicho, nosotros somos muy buenos observando la finalidad, pero carecemos de observar y emular el proceso. Se ha preguntado alguna vez: ¿Cómo es posible que Curry sea tan bueno? ¿Cómo es capaz de anotar de manera tan copiosa y hasta ridícula en algunos casos? ¿Qué hace este joven que logra que lo imposible se parezca fácil?

El resultado es simple: ¡Puro entrenamiento!

El jugador que lleva el #30 para los Warriors pasa horas entrenando cada posible situación de juego, cada tiro que pueda tener que lanzar, cada ejercicio que encuentre que lo ayude a ser mejor a diario. ¡Claro está! en conjunto de sus entrenadores.

Mi invitación a mis amigos baloncelistas es la siguiente: Emulen la ética de trabajo… Emulen el madrugar para entrenar… Imiten el proceso, para tratar de estar cerca de la finalidad.

El éxito no llega porque si…

Es el resultado de constantes decisiones y ejecutorias, cuando no hay nadie en las gradas…

A mis amigos entrenadores: ¿Instamos esta ética de trabajo en nuestros jugadores?

A ustedes jugadores: ¿Realmente quieren ser como Curry o cualquier otro atleta de alto rendimiento? ¿Están dispuestos a pagar el precio del éxito? ¿Qué has hecho que tenga un propósito firme y determinado que te ayude a acercarte a tu sueño deportivo?

No seas como Curry, trabaja como Curry para que tal vez puedas vivir tu sueño de estar en ese ambiente.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here