Inicio Baloncesto Butch Lee aconseja a los padres de jóvenes canasteros

Butch Lee aconseja a los padres de jóvenes canasteros

El exarmador entiende que la decisión de jugar fuera de Puerto Rico tiene que venir del jugador, no por presión de los padres.

1241
0
Compartir
(José Raúl Santana/Buzzer Beater)

Carolina. Horas después de recibir un homenaje por parte de uno de los equipos para los que jugó en la NBA, el exjugador Alfred “Butch” Lee se dio la vuelta por el Top Ranked Buzzer Beater Tournament con un mensaje bien importante que cada padre tiene que tener presente.

Lee visitó la cancha de la Academia Presbiteriana en Carolina para observar al hijo de su amigo Jonathan Walker, el prometedor armador Johned Walker, quien a pesar de estar en noveno grado, es parte del equipo senior del Colegio San José.

Johned, quien se espera juegue con el equipo Sub 15 de Puerto Rico en el Centrobasket este verano, partirá a los Estados Unidos para estudiar y continuar su joven carrera.

Lee nació en Santurce, pero a muy temprana edad su familia y él se mudaron hacia Nueva York, donde el otrora armador de la Universidad de Marquette comenzó su aventura en el baloncesto.

Actualmente, Lee tiene su propia academia, trabaja con niños, y sabe el gran brinco que dará Johned en su carrera.

Así como Johnen, han sido muchos los jugadores puertorriqueños que han dado el salto para jugar en escuelas en Estados Unidos. Lee recalca que dicha decisión debe ser única del jugador y no por presión de los padres.

“Primero, eso tiene que ser la decisión del nene. A veces, aquí, los papas quieren ‘esto y lo otro’ para el nene, pero si es el nene el que lo quiere (mudarse), es bueno. Pero si va lejos, el nene no quiere y el papá sí, es difícil, no va rendir.  Tiene que salir del nene”, recalcó Lee, quien fue campeón en NCAA, NBA y BSN.
Lee fue enfático que los papás tienen que dejar que los niños y jóvenes se disfruten el juego.

“Aquí hay mucha gente obligando a los nenes a jugar, y eso es bien difícil”, dijo Lee, quien representó a Puerto Rico en las Olimpiadas de 1976.

De igual forma, a Lee le gusta ver como jugadores con talento como Johned (de 14 años y en noveno grado) le dan la oportunidad de jugar en un nivel más alto, para que así se exponga a mayor competencia y eleve su juego.

“Una de las cosas aquí, para mí,  es que tienen que dejar a los nenes que jueguen arriba (un nivel más alto). Así es como creces. Cuando ves gente que domina su edad, tienen que darle la libertad de subir para darle más resistencia. Para que se acostumbre a eso”, dijo Lee.

“Se necesita ayuda”

Lee y la oficial Lisette González recibieron el martes un homenaje por parte de los Cavaliers de Cleveland durante la actividad de Noche Latina que celebró la organización por su esfuerzo humanitario y filantrópico en pos de ayuda por los estragos del huracán María.

Lee se ha encargado de llevar el mensaje que todavía en Puerto Rico hay muchas áreas afectadas y que no se han recuperado por el paso del huracán María el pasado 20 de septiembre.

“Eso es importante. Eso lo hablé en distintos programas. Han pasado cinco meses, y hay gente con energía eléctrica y se piensa que ya todo está bien. Pero todavía faltan muchas áreas. Se necesita ayuda”, dijo Lee, de 6’0” de estatura, quien fue el primer hispano en jugar en la NBA y desea que los jóvenes de hoy día sigan su ejemplo de como un jugador “pequeño” pudo llegar a la mejor ligar del mundo.

Durante la actividad, los Cavaliers aportaron el 50% de las ganancias de unas camisas de manga larga para la Fundación Tri-C que da ayuda a familias boricuas que se relocalizaron en Cleveland luego del huracán.

“Ellos (los Cavs) tienen actividades por allá. Todo el mundo haciendo sus cosas poco a poco”, dijo Lee, quien jugó parte de dos temporadas con Cleveland.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here