Inicio Editor's picks ¿Estás más propenso a lesiones si juegas con tenis bajitas?

¿Estás más propenso a lesiones si juegas con tenis bajitas?

El entrenador atlético Bryan Fernández contesta la pregunta

13
0
Compartir

En 2008, Kobe Bryant propuso a los diseñadores de Nike un reto, una zapatilla que no restringiera los movimientos del tobillo. No era el primer jugador en utilizar zapatillas bajas, pero sí fue la primera vez que se utilizó esta peculiaridad como un elemento de marketing.

A partir de ese momento, cada lesión del escolta volvía a levantar el mismo debate, ¿hasta qué punto las zapatillas son responsables?

Adelante te presento las necesidades básicas de una zapatilla de baloncesto:

“La mediasuela debe absorber el impacto y la suela debe dar la posibilidad de movimiento en diferentes ángulos. La altura de la zapatilla sí está relacionada con la posibilidad de una lesión, aunque algunos jugadores, por su estilo de juego, prefieran modelos más bajos en beneficio de la libertad que les da ese tipo de zapatillas“. Es decir, Kobe Bryant arriesgaba más para poder llegar a ciertos movimientos. Pero la altura de la zapatilla tampoco es la única variable que juzgar, algunas zapatillas altas pueden ser muy inestables debido a las características de la mediasuela.
Es difícil ver a Rajon Rondo repetir zapatillas. Nike crea zapatillas para jugadores rápidos y para casi cualquier posición en el campo. Y él especificamente las utiliza todas, sin distinción, incluso reediciones de zapatillas antiguas, cuya tecnología no tiene nada que ver con las actuales.

Por eso cuando Rondo se lesionó uno de sus tobillos lo primero que hizo fue mirar sus pies. En realidad, llevaba un modelo con el tipo de amortiguación adecuada para su tipo de juego, bastante estable y que cubría el tobillo. En cualquier caso, los seguros médicos obligan a los jugadores de la NBA a salir a la cancha con los tobillos vendados, algo que reduce la probabilidad de lesiones.

Pero ningún contrato, ningún seguro, habla de las características de las zapatillas. Desde 2010 los entrenadores físicos tenemos una lucha constante con nuestros jugadores de no calzar modelos demasiado ligeros. Desde este año hay lucha de adidas y Nike por conseguir la zapatilla más liviana.

Mucho se habló en otras temporadas de las lesiones relacionadas con las zapatillas. Derrick Rose jugó un solo partido con las adidas – Crazy Light (la zapatilla más ligera del momento) y tuvo una lesión de poca importancia. Volvió con las adidas – Rose 2.5, un modelo con más protección, y el resultado fue casi un año sin jugar. El caso de Iman Shumpert parecía más arriesgado. Jugaba con una reedición de un modelo del año 2000, pero parece que no culpa a las adidas – Top Ten de su lesión, porque volvió a utilizarlas en su vuelta a las canchas. Para acercarse aún más al abismo, ha jugado con unas adidas – Street Ball rediseñadas por Jeremy Scott y que poco tienen que ver con el baloncesto.

Gilbert Arenas incluso jugó con unas Dolce & Gabbana (y no, no se lesionó). Y las zapatillas que adidas creó para él eran de caña baja. El mismo Phil Jackson culpó a las zapatillas de Ron Artest de la fascitis plantar que sufrió en 2010 llevando Peak e incluso unas zapatillas que hemos convertido en mito, las Jordan I, tienen el dudoso honor de ser las únicas zapatillas con las que Michael Jordan se lesionó de cierta gravedad.

En cualquier caso, podemos hablar de unas características básicas que nada tienen que ver con modas pasajeras. A partir de ahí, cada uno puede elegir el nivel de riesgo que quiere asumir.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here