Compartir

El Instituto de Desarrollo del Niño (IDN) de Carolina aportó su granito de arena dando la mano a las personas que quedaron en necesidad luego del paso del huracán María por la Isla.

IDN, liderado por su presidente Ramón López, impactó la semana pasada la comunidad virtudes en San Juan.

Allí le llevaron a los damnificados alimentos, y algo de alegría con música, casa de brincos y payasos para los niños.

“Fue una experiencia bien bonita la de poder ayudar y aportar a personas que realmente necesitan. El poder compartir y conocer gente nueva es bien bonito”, dijo López.

Otra institución que ha dado la mano en este tiempo ha sido Emadrian de Bayamón.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here