Inicio Baloncesto Pamela Rosado lleva su experiencia al baloncesto escolar

Pamela Rosado lleva su experiencia al baloncesto escolar

La armadora, con varios años de experiencia en la selección nacional de Puerto Rico, es la dirigente del equipo senior femenino del Colegio Evangélico Capitán Correa de Arecibo que compite en el Top Ranked Buzzer Beater Tournament.

663
0
Compartir
(José Raúl Santana/Buzzer Beater)

Bayamón. Si hay alguna jugadora con vasta experiencia en el baloncesto femenino, incluso con logros sobresalientes en la selección nacional, lo es la armadora Pamela Rosado.

La jugadora natural de Quebradillas fue parte del primer equipo de Puerto Rico que jugó en un Mundial de cualquier categoría cuando compitió en el evento mundialista Sub 19 en el 2005. A esto se le agregan las históricas medallas de oro en los Juegos Centroamericanos y del Caribe Mayaguez 2010 y en los Juegos Panamericanos de Guadalajara 2011.

Tampoco se puede pasar por alto que en 2017, Rosado estuvo en el seleccionado boricua que consiguió su primer pase a la Copa del Mundo FIBA  adulto a jugarse este año en España.

Toda esa experiencia, Rosado la está inyectando como dirigente del equipo senior del Colegio Evangélico Capitán Correa de Arecibo.

“No pensaba que era la experiencia fuera tan gratificante. Poder dar de lo que uno sabe, de los conocimientos que uno tiene a estas jóvenes es algo maravilloso. En un colegio tan prestigioso como Capitán Correa nos llena de mucha gratitud”, destacó Rosado, cuyo equipo compite en la tercera parada de la segunda edición del Top Ranked Buzzer Beater Tournament en la Bayamón Military Academy.

Rosado ha tenido la dura tarea de aglutinar un grupo con jugadoras de grados inferiores, además de tener bajas de algunas jugadoras con experiencia. Aun así, Capitán Correa ganó su primer juego del torneo el sábado, 20-19, ante la escuela Manuel A. Ramos.

La experimentada base ha visto como el baloncesto femenino ha continuado con su resurgir y ve como las jugadoras jóvenes de hoy día pasan por experiencias que ella no vivió, aunque hay mucho trabajo por hacer.

“Es bien bueno. Vemos muchas más niñas jugando. Hay más ligas femeninas. Cuando yo comenzaba había si acaso una liga al año y teníamos que jugar con varones”, dijo Rosado.

“Es algo bien bueno, pienso que se puede trabajar mucho más. Aprovechas estos momentos que estamos logrando y tratar de seguir levantando la liga femenina en cualquier ámbito. Va por buen camino”, agregó.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here